El Barcelona tiene la intención de salir furiosos al mercado de pases para poder elevar la jerarquía de una plantilla que ha mostrado buenas cosas durante la temporada. Si bien primero tendrán que realizar ventas importantes para poder equilibrar la economía del club, ya existen algunas conversaciones que beneficiarían bastante a la institución para que no sufra en el próximo año. De igual manera, el conjunto blaugrana se encuentra en la búsqueda desesperada de un complemento para Ferran Torres y Pierre Emerick Aubameyang en el ataque, debido a que la salida de Ousmane Dembélé es inminente.

Uno de los mayores problemas que tuvo el Barcelona a lo largo de toda la temporada ha sido el ataque; por supuesto que esto fue claramente afectado por la salida de Lionel Messi. De hecho, el Culé selló su curso menos goleador desde 2005, justamente el año en el que debutó el delantero argentino. Por lo tanto, Xavi Hernández cree que necesita imperiosamente mejorar en este aspecto para poder ser realmente competitivos en la nueva temporada que comenzará en agosto. Sin embargo, el panorama no parece nada sencillo.

El primer apuntado para reemplazar a Dembélé siempre fue el brasileño Raphinha, ya que es un futbolista que encajaría perfectamente con la idea del entrenador. El problema con su fichaje se encuentra en que el Leeds solo lo dejaría ir si pagan la cláusula de rescisión, es decir, 50 millones de euros. Además de que es una cifra muy alta, la cuestión con cumplir con esta exigencia es que todo ese dinero deberían pagarlo de contado, y no en cuotas como sucedió con el pase de Ferran Torres. Por lo tanto, es casi un hecho que el delantero brasileño no podrá llegar al Barcelona.

El interés por Ángel Di María

Entonces, una vez frustrada la llegada de Raphinha, aunque seguirán tratando de negociar con el club inglés, el Barcelona comenzó a buscar otras opciones. Ángel Di María apareció como una fuerte posibilidad debido a que quedó libre del PSG y solo deberían llegar a un acuerdo por el contrato. Asimismo, a Xavi Hernández le resultaría interesante incorporar a un futbolista ganador y de tanta experiencia para potenciar a los jóvenes de la plantilla. Además, el argentino demostró en su selección nacional que sigue siendo pura jerarquía.

¿Cuáles son las claves de su llegada?

Por más que el delantero de 34 años haya tenido un pasado en el Real Madrid, no es algo que afecte el interés del futbolista. De hecho, Ángel Di María preferiría llegar al Barcelona antes que a cualquier otro destino porque sabe bien la importancia que tiene el club a nivel mundial, además de que podría ser una estrella absoluta allí. El problema se encuentra en que el contrato que pretende el futbolista es muy alto, ya que desea ganar unos 10 millones de euros limpios.

Además de que esa cifra no encajaría con la masa salarial del equipo, el Barcelona tampoco está dispuesto a desembolsar ese dinero. Si bien la idea es que Di María firme solo por la siguiente temporada, desde la institución tienen sus dudas de poder llegar a cumplir esa cifra. Al mismo tiempo, la Juventus lo tiene casi cerrado al delantero argentino porque le ofreció un contrato con un salario muy cercano a sus pretensiones. Por lo tanto, el Barcelona no tiene demasiado tiempo para poder decidir sobre su fichaje, aunque sí cuenta con el interés de Di María.