Hace varios años que Robert Lewandowski está demostrando ser uno de los mejores jugadores del mundo porque le aporta a su equipo lo más importante del fútbol: gol. Más allá de que el polaco tiene muchas características destacables, la principal razón por la que resaltó en la élite de Europa es porque huele el gol como ningún otro futbolista de la actualidad. De hecho, el polaco es el jugador que más tantos marcó en la temporada con 50 gritos en 46 partidos, obviamente todos con la camiseta del Bayern Múnich.

Sin embargo, en las últimas semanas comenzó a surgir el rumor de que Lewandowski tenía la intención de llegar al Barcelona para ser dirigido por Xavi Hernández, ya que en el Bayern no se sentía cómodo. Y si bien fue desmentido en un primer momento, el futbolista lo confirmó públicamente debido a que quiere continuar su carrera en otro destino. Y considerando que no solo es una estrella mundial, sino que también finaliza su contrato en junio del 2023, todo indica que Lewandwoski tiene el poder suficiente para forzar una transferencia en este mercado de pases.

A pesar de que el Bayern no tiene intención de venderlo, la realidad es que su espalda se encuentra contra la espada y la pared. Porque en caso de que decidan mantenerlo dentro del club no solo tendrían un futbolista fastidiado, sino que perderían la oportunidad dee recibir bastante dinero por su pase ya que se iría en condición de libre. Además, es casi un hecho de que esto sucederá porque Lewandowski no tiene ninguna intención de extender su contrato y en el diario 'Bild' explicó sus razones.

¿Qué dijo Lewandowski sobre su situación?

"Sé lo que he vivido en este club y lo aprecio mucho, en ocho años lo he dado todo, pero ahora siento que es el momento de una nueva etapa. Respeto al Bayern y sus reglas, sobre todo después de tantos años aquí, no quiero que se vea como algo egoísta, tengo un contrato, pero también deseo que el club entienda cómo me siento", expresó el futbolista sobre su continuidad. Y lo concreto es que Lewandowski también llegó con el pase en su poder al Bayern Múnich, debido a que había quedado libre del Borussia Dortmund.

Asimismo, el delantero polaco agregó: "He informado al Bayern y también he explicado públicamente que tomé la decisión de no renovar mi contrato. Así ya no se hablaba de mi futuro en el club, quería acabar con las especulaciones, pero no quiero forzar nada, se trata de encontrar la mejor solución para las dos partes; es lo que he dicho desde el principio".

Al mismo tiempo, Lewandwoski también aclaró cómo es su relación con el conjunto alemán: "Quiero que esto termine, que todo se enfríe, hay que calmar los sentimientos, porque el Bayern y yo no somos enemigos. Un conflicto como este da lugar a muchos titulares. Muchas de mis declaraciones se distorsionan o se exageran".