Luego de naufragar durante muchos años en las oscuras aguas de la intrascendencia, un gigante del calibre de está de vuelta. Primero edificó una estupenda campaña con Stefano Pioli sentado en el banco de suplentes, por intermedio de la cual se clasificó para la UEFA Champions League. Y, posteriormente, salió campeón de la Serie A de Italia con dicho entrenador.

. Se trata de dos nombres propios que no son prioridad para Carlo Ancelotti pero que podrían tener un lugar de privilegio en Milan.

Sucede que en Milan saben que, en la próxima temporada, deberán hacer todo lo posible para revalidar el Scudetto ante los intentos de equipos como Inter y Juventus, al mismo tiempo que intentarán tener el mejor papel posible en la Champions Lague después de haber quedado afuera en fase de grupos en la última edición de la "Orejona".

 

Dos objetivos en Madrid

Marco Asensio, uno de los apuntados. (Foto: Getty)

Primero y principal hay que hablar de la situación de Brahim Díaz, talentoso volante ofensivo español que se encuentra cedido a préstamo en Milan pero que debe retornar a Real Madrid. Existe una opción de compra que se traduce en 22 millones de euros, aunque lo cierto es que en el Rossonero no están del todo convencios de pagar ese monto.

Paralelamente, un nombre propio que seduce y mucho a las principales autoridades de Milan es Marco Asensio. El extremo del equipo Merengue posee una cantidad de recursos más que interesante pero perdió terreno dentro de la consideración de Carlo Ancelotti. Por ende, en la Casablanca podrían abrirle las puertas si llega una buena oferta.

Al mismo tiempo, el otro jugador de Real Madrid que interesa en las oficinas de Milan es Luka Jovic. El ariete serbio deslumbró a propios y extraños defendiendo los colores de Eintracht Frankfurt pero fracasó de forma rotunda en el Merengue, donde nunca pudo exponer los mismos rendimientos. Su alejamiento de la capital español es inminente.